La culpa de todo


Siento culpa ante la depresión ajena, culpa cuando digo que “no” a algo, culpa cuando mi felicidad deja afuera a los otros y culpa cuando quiero tener una vida propia. Y aunque no me crean, a veces siento un poco de culpa por sentirme feliz y pensar que la vida es bella, y que no todo es tan complicado.Pero basta de sentirme culpable. Cuando peleamos (con mamá), la culpa no es sólo mía (ni sólo de ella, es probable). Ni tengo la culpa de que mis padres también sientan culpa ni de que me hagan sentir culpable (¿o soy yo la única culpable de sentirme culpable?) No importa de quién es la culpa. Lo único que importa es que dejemos de sentirnos culpables.
Si quieren leer más de mi libro: claratoctoc.blogspot.com
Saludos para todos
Clara
Posted on 10:30 by Clara Castillo and filed under | 1 Comments »

1 comentarios:

Loly dijo... @ 15 de julio de 2009, 12:46

Hola ami@, la culpa no es un sentimiento noble, es la retroflexión de una agresión sentida frente a una exigencia. Mecanismo por el cual me hago a mí mismo lo que en realidad quiero hacer al otro.

Publicar un comentario