"Slap her" - DALE UNA BOFETADA!!!





VIA: Fanpage.it




_________________________
Posted on 2:15 by *L* and filed under , , , | 0 Comments »

#TodosConTeresa. Carta de una médico

#TodosConTeresa. Carta de una médico
Posted on 15:37 by marta r. arabia and filed under | 0 Comments »

a las mujeres asesinadas en Mèxico y en el mundo- VIDEO


Les comparto este video de mi autorìa, que me ha sorprendido con mas de 600 reproducciones sin haberlo promovido.

Mis saludos cordiales...


Posted on 6:24 by Adelfa Martin and filed under | 2 Comments »
Y los niños un día...



Soñando
me encontré con un mundo frágil
sencillo
etéreo
y tan tremendamente verdadero...
Y era el mundo de los niños.


“Llorad con los que lloran”...

 
Caminando
por los senderos secos del mundo
sin Dios
llenos de ira
egoísmo
y vanagloria
me topé con las guerras.
Y era el mundo de los grandes.

“Llorad con los que lloran”...


Y los niños un día
en manos de los “grandes”
que ostentan razones
y no saben nada.
Tristes niños
pagando por culpas  que no son suyas;
senderos secos del hombre vano...


Y nosotros...

 “Llorad con los que lloran”...

(Romanos 12:15 )

 

 

 © Maritza Álvarez V.

Posted on 17:24 by Maritza and filed under | 1 Comments »

El problema no está en el cuerpo de la mujer

Yo siempre he pensado que mis padres hacían lo mejor para mí. Lo intentan desde sus creencias y su forma de ser, y sé que intentan dar lo mejor.
Pero ahora que he crecido, soy una mujer, tengo mi propia visión y opinión sobre ciertos asuntos en los que discrepo sobre su forma de actuar. Y me doy cuenta de una causa mayor.

Por ejemplo, me refiero a cuando mi madre me decía que yo no podía ponerme camisetas de tirantes, aunque fueran anchos, porque parecería una mujer vulgar y provocaría a los hombres. Yo no podía ponerme camisetas de tirantes porque tenía pechos, y debía esconderlos, taparlos, para no perturbar a los hombres, para no molestarnos, para no despertar deseo. Tampoco podía ponerme faldas, no importaba lo largas o cortas que fuesen, ni pantalones cortos. Debía esconder mis piernas.
 Debía taparme yo, debía esconderme como si debiese avergonzarme de partes de mi cuerpo, en vez de que los hombres se controlasen y me respetasen, yo debía ocultarme, como si fuese mi culpa ser mujer.
Crecí y durante un tiempo me sentí avergonzada de mi cuerpo involuntariamente.
Crecí en medio de normas que prohibían a las mujeres hacer topless en verano, mientras los hombres se pasean enseñando sus pectorales por todas partes en los veranos, me prohibían llevar camisetas ajustadas o mallas en el instituto, mientras que los hombres iban con pantalones "cagados" ensenando los calzoncillos. ¿Es que las mujeres no podemos sentirnos provocadas? ¿Incómodas? Todas estas normas que todo el mundo acepta como si fuese algo normal les da la razón.

El problema no está en el cuerpo de la mujer, si no en los ojos de quien lo mira. 
Si el hombre sexualiza mi cuerpo es problema suyo, no mío. En vez de prohibir a las mujeres que lleven determinadas prendas de ropa, eduquen a sus hijos a ser hombres educados y respetuosos con la mujer.


Posted on 5:55 by Dinah Laurel Lance and filed under | 1 Comments »

Mientras las mujeres reales mueren

El diario digital El país de España de hoy 1 de mayo de 2014, publica un artículo de la Eliane Brum, periodista, escritora y documentalista bajo el título de El aborto en la hoguera electoral. Es un análisis serio sobre la importancia del tema del aborto en las campañas políticas, refiriéndose en este caso concretamente a lo que sucede en Brasil.
Es mi opinión que en otros países también nos encontramos ante situaciones similares, es por eso que estimo oportuno ofrecer a las lectoras y los lectores de este blog algunos fragmentos del artículo. Mi intención al fragmentarlo fue solo a los efectos de no postear un texto extenso que pudiera desanimar la lectura, seleccionando practicamente todos los conceptos que hacen a una idea universal sobre el tema y no solo específica de una región o país.


 (...)En los últimos años, la cuestión del aborto se ha convertido en moneda de cambio electoral. Todos los días mujeres de todas las religiones abortan en Brasil. Una de cada cinco brasileñas de 40 años ha abortado. Cada 48 horas, una muere por esta causa. Muchas dejan huérfanos, en un ciclo de dolor y miseria que, si requeriría la atención de cualquier ciudadano, mucho más la de alguien que pretende gobernar el país. Pero, de hecho, ningún candidato parece dispuesto a debatir sobre este asunto con la seriedad y la honestidad que serían exigibles. Solo aparece como instrumento de chantaje en la búsqueda del voto a cualquier precio...
 (...)Pero la verdadera cuestión (...) es estar en favor de las mujeres que abortan, asegurándoles el derecho a decidir su propia maternidad y protegiendo su salud, para que no se mueran durante procedimientos clandestinos. Hay que abordar el tema (...) de cómo amparar a esas mujeres que están muriendo por falta de amparo, incluso en los casos en los que el aborto está permitido: grave riesgo para la vida de la madre, violación y feto anencefálico.
(...)La decisión de llevar adelante o no un embarazo es privada y pertenece a cada mujer. Es una elección íntima y en general, difícil. Esa dimensión individual solo adquiere dimensión pública cuando el Estado deja de poner los medios para que su decisión se respete.
(...)Proponer que el aborto sea materia de plebiscito es usar la mala fe, al intentar dar una apariencia democrática a un pensamiento autoritario. En democracia, cabe respetar la voluntad de la mayoría para elegir a un presidente de la República, a los gobernadores o a los legisladores, pero también cabe respetar los derechos de las minorías. Cuestiones de ética privada como el aborto y la unión de personas del mismo sexo no son objeto de plebiscito. Se refieren a los derechos fundamentales de cada ciudadano. (...) Las creencias religiosas o no de cada candidato solo dicen respecto a los electores si estas creencias no interfieren en la garantía de los derechos fundamentales de quienes tomarán decisiones diferentes en sus vidas. Hombres o mujeres públicos gobiernan para asegurar los derechos fundamentales de todos, los que harían la misma elección moral que ellos y también los que no lo harían. Al transformar el aborto en un trueque para capturar el voto religioso, la democracia se va por la alcantarilla.
 (...)La coherencia de los candidatos, así como su comportamiento en temas espinosos, pero de extrema importancia, revelan cómo se comportarán cuando lleguen al poder.
Es importante pensar por qué el aborto, una vez más, amenaza con despuntar en una elección presidencial como moneda de cambio para el apoyo religioso, y no otro de los muchos temas morales. Por qué, de nuevo, una disputa rastrera se hace sobre la topografía femenina. ¿Qué oculta eso? ¿O qué revela? La cuestión es quizá menos el aborto, pero sí en qué medida la religión puede controlar, vía Estado, la reproducción de las mujeres y, especialmente, la sexualidad femenina. La pregunta es por qué, aún hoy, en pleno siglo XXI, es tan crucial mantener el control sobre el cuerpo femenino.
 (...)Parece que la visión medieval que localiza en el cuerpo de las mujeres todos los peligros sigue siendo actual. Incluso para políticos en campaña. Mientras tanto, las mujeres reales mueren porque, quienes tienen que debatir y promover políticas públicas para asegurar sus derechos fundamentales, chantajean con sus vidas.



Posted on 16:36 by marta r. arabia and filed under , , , | 2 Comments »

The letter no one wrote my mother (en inglés)

Aquí les dejo parte de una carta - testimonio a una madre (en inglés) escrita por la escritora estadounidense Shawna Ayoub Ainslie , inspirada en su propia experiencia dentro de una familia con violencia de género, que creo es precisa para esta página sobre cómo la violencia dentro del hogar,  afecta también a los hijos. El título sería: "La carta que nadie escribió a mi madre". El texto completo está en el link a continuación.

The Letter No One Wrote My Mother


Fuente: http://thespire.wordpress.com/2014/05/01/the-letter-no-one-wrote-my-mother/ 


"Fact One: Your husband is hurting your child. He is hitting her. He is kicking her. He is shouting at her, belittling her, destroying her every day.

You believe you are on top of it, though. At the end of each day, you try to reverse any damage. You tell her how wonderful she is. How beautiful. How smart. You say words at her that are the glorious truth of her existence. You tell her he doesn’t mean it when he hurts her. That’s just how he is. He can’t help it. Look at how he was raised".

Posted on 12:47 by Yllari Chaska and filed under , , | 0 Comments »

"Feminicidio" y otros males

La Strage delle Donne - 2013 - Corriere della Sera



Agrego mi traducción personal al texto: Masacre de las mujeres



Muertas. Por maridos, novios, pretendientes... Pero víctimas
de ladrones o de hombres violentos, también por razones tontas, hubiéramos
querido un 2013 sin feminicidios. No es así. A cada una de las mujeres muertas,
dedicamos un recuero que aunque breve servirá para no olvidar ni sus rostros ni
sus historias. Aquí contamos todo: las víctimas de algo que los asesinos llaman
amore y también las otras mujeres muertas. Cada historia es una vida perdida.
Debajo del rostro(en las fotos) la escritura en rojo dice que ha sido un
feminicidio, las letras en negro indican otras razones.
Posted on 17:36 by marta r. arabia and filed under | 0 Comments »

Centro de Noticias de la ONU - Expertos en derechos humanos alarmados por las ejecuciones crecientes en Irán

Centro de Noticias de la ONU - Expertos en derechos humanos alarmados por las ejecuciones crecientes en Irán
Posted on 7:27 by marta r. arabia and filed under | 1 Comments »

Fragmento del artículo “A la memoria de mi madre”


¿Se han convertido nuestros legisladores civiles en el brazo armado de la Iglesia? No dejo de preguntármelo tras más de 40 años de profesión. Todas las mujeres que se han sentado frente a mí para solicitar una interrupción de su embarazo no han hablado nunca de derechos ni deberes; sencillamente me han dicho: Tengo un problema.
(...)La mujer tiene claro que la gestación es un estado que le afecta solo a ella. Que esa gestación pasa por diferentes etapas y que en esta primera, en la que formula la petición del aborto, su cuerpo no tiene constancia de la existencia de algo que sea ajeno a ella.
(...)En estas, el legislador civil, como siempre, en su mayoría varón, entra a legislar sobre nosotras y nuestro estado. Aunque no existen argumentos civiles que justifiquen esta invasión, además, y en nombre de ni se sabe qué derecho, impiden que la mujer tenga acceso a los recursos necesarios para que la interrupción de su gestación se haga de forma segura y sin que cause ningún desorden social.
Las razones morales para condenar el aborto ya las da la Iglesia, la católica... Se tiene que limitar a condenar y amenazar con penas para nuestra alma.
(...)Así las cosas, si la Iglesia quiere tener algún resultado práctico en su condena del aborto necesita un aliado con jurisdicción civil y que pueda impedir el acceso de la mujer a los recursos necesarios, médicos en este caso, para abortar de forma eficaz y segura ¿Se ha convertido nuestro legislador civil en el brazo armado de la Iglesia católica?
Eso parece. Su excusa: apropiarse la competencia de mediar entre la mujer y su gestación es la defensa de la vida. ¿Cómo se puede ser tan arrogante? ¿Quién se lo ha pedido?
Si su doctrina es defender la vida, ¿por qué no quita el fusil de las manos del soldado? ¿O en el caso de la Iglesia católica, evita los casos de pederastia en su propio seno? ¿O por qué no dona toda su fortuna para evitar la muerte de niños por hambre?...Parece que cuando se trata de exhibir autoridad sobre la mujer se permiten una autoridad suprema: sin matices.
Son muchas las situaciones en las que la vida humana corre peligro y muchas las personas/instituciones en las que el legislador civil delega su protección. En caso de guerra, deja sin ningún problema que sean las jerarquías militares las que se encarguen de proteger la vida de los soldados. Incluso en el caso de asesinos contempla matices que desculpabilizan en parte el asesinato como la defensa propia. Para la mujer que quiere interrumpir su gestación, no concede ningún atenuante: ella atenta contra la vida humana sean cual sean sus circunstancias y la etapa de la gestación en que se encuentre. Es un ensañamiento excesivo del legislador que en su código civil acepta situaciones atenuantes y de necesidad para todos los que lo infringen, excepto para la mujer.
(...)Señores legisladores civiles, admitan de una vez la capacidad de la mujer para decidir sobre su gestación, por lo menos en una etapa en la que la existencia de derechos ajenos a ella es un tema de atañe mas a la moral católica que a la biología humana. Dejen de legislar sobre el cuerpo gestante de la mujer porque no tienen derecho ni competencias sobre sus funciones biológicas...
para la sociedad civil y siguiendo la definición de la ONU, un niño es todo ser humano menor de 18 años. No dice nada de los no nacidos...Ahí tiene su jurisdicción, señor legislador civil. Proteja usted esas vidas que, tal y como está la situación, hay mucho trabajo por delante. ¿O recordamos aquí la enorme lista de desprotección de los menores que está generando su forma de gobernar? ...Se llenan la boca con la vida ajena y dejan a los discapacitados y a sus familias (curiosamente los legisladores no suelen tener problemas económicos, de ahí su poca empatía con el ser humano) abocados a una vida infrahumana. ¡Qué inmoralidad!
Elena Martín López es ginecóloga y fue directora de maternidad y gerente del Hospital la Fe de Valencia

Artículo publicado en EL PAIS 13 FEB 2014 - 14:11 CET . Se sugiere leer el artículo completo
Posted on 9:42 by marta r. arabia and filed under | 0 Comments »