la Era de la mujer



 

LA ERA DE LA MUJER


Y será del amor que ella provenga
aunque emerja con fuerza arrolladora
deslumbrando al mundo cual aurora
que penetra sutil toda la tierra

Tal como quedó escrito y rubricado
será de la mujer Tercer Milenio.
Compromiso del aguador de Acuario
lo cual, por una voz, le fue ordenado

No siempre callada, a veces protestona
pero siempre tenderá su mano izquierda
buscando asirse al hombre que la entienda
y le de su lugar… ¡que ya es la hora!

Abre los ojos y mira bien alrededor.
Son fuerza numerosa en la universidad
creativas y entusiastas como el que mas
minuciosas para el trabajo de calidad
responsables y serias con su labor

Con esfuerzo todo lo han logrado
nada se les regala ni se les dona
a veces ni su belleza se les perdona
acusándolas de con ella haber medrado

La era de la mujer, Era de Acuario
donde logrará su máximo esplendor
basando su fortaleza en el amor
y envuelta en su corazón como sudario



Posted on 16:34 by ADELFA MARTIN and filed under | 5 Comments »

5 comentarios:

Jorge Roussel Perla dijo... @ 1 de febrero de 2013, 19:05

Hola, muy buenas noches. La verdad es que hacía mucho que no me pasaba por aquí y me he dicho "a ver qué hay antes de dormir". Creo que hay algo de la idea del maltrato que no suelo compartir (y espero que sepan disculparme, a ver si me explico): se considera demasiado a menudo como una lucha entre sexos, se politiza y se vuelve sexista (ya sea el maltrato proveniente de maltratadores o de maltratadoras) y obviamente es fácil hacerlo así, pero a mí me gustaría hacer una proposición y es la siguiente: olvidarnos del sexo de las personas y acordarnos de las personas, para que nadie tenga que reivindicar nada, para que ni mujeres ni hombres se tengan que defender de nada, para que sean realmente iguales. Quizás, se me podría alegar que eso es negar la realidad (ahora en pugna por la igualdad en buena parte del mundo), quizás... pero es que en la realidad que yo veo esas diferencias no existen y quienes maltratan no son machistas, ni mucho menos (aunque alguno habrá perdido en una cueva), son maltratadores (un problema muy específico) y no creo que confundir los términos ayude. No es violencia de género, es violencia, hay que eliminar patrones así, pero un mal diagnóstico podría resultar inútil, por eso prefiero despojarme de todo y ver que una persona maltratando a otra es algo malo y que poco tiene que ver con los genitales de ambas. El maltrato es algo jodido, pero no creo que haya que meterlo en camisa de once varas sino auscultar, educar, corregir, curar... Yo qué sé, es tarde. Espero que sepan de lo que les hablo porque en el poema he visto dejes de dependencia y autodefensa, pero ver la situación en razón del sexo (débil-fuerte, por ejemplo, dicotomía en la que sencillamente no creo) creo que es hacer las cosas demasiado complicadas y, muy probablemente, mirar desde el ángulo equivocado (es sólo mi opinión). Por supuesto pueden ustedes no estar de acuerdo. Por otro lado creo que la fuerza para salir de una situación así tiene que provenir del amor y no del odio, del resentimiento o el revanchismo, creo que la bondad es la llave para evitar el sufrimiento... Sólo son ideas que les dejo (este último punto nada tiene que ver con el poema), quizás ustedes sepan darle un uso literario. Y discúlpenme si he dicho alguna chorrada, pero a estas horas...

ADELFA MARTIN dijo... @ 2 de febrero de 2013, 19:42

Concuerdo contigo en alguos aspectos, pero hay una realidad avasallante, los ASESINATOS de mujeres a manos de sus parejas son cosa cotidiana. RARAMENTE se escucha que sea la mujer la que golpea y muchos menos asesina a su hombre.El tràfico de mujeres y niñas a nivel mundial es manejado por hombres, con apenas un 1% de mujeres involucradas, generalmente como cuidadoras.COMO QUISIERAMOS las que escribimos sobre estos temas, y las que que se involucran aun mas profundamnte con casas de acogida para mujeres en riesgo y otros temas, que la igualdad, el respeto a los derechos de la mujer tanto en su casa como en su trabajo fueran una realidad, PERO NO LO ES. En ESPAÑA mismo la mujer con la misma carrera, no gana igual salario que el hombre...Y SON HOMBRES los que buscan jovencitas, a sabiendas que son traficadas, que las tienen sometidas, sin que les importe un pepino pagar por ese sexo denigrante que le proporciona una mujer que vive en escavitud...No es una lucha entre sexos, es una realidad que vivimos cotidianamente y que se llama MACHISMO, es todo...Las mujeres a traves de generaciones, hemos tenido mucha culpa de esto por criar a las hijas diferentes a los hijos... esa tambien es una gran verdad...sirvele la comida a tu hermano, tiendele su cama, y otros etc`s. Sin embargo, siendo un tema que da para mucho, y tus conceptos tambien son vàlidos,la verdad es que lamenetablemente aun nuestra sociedad no està preparada. Se require que la mujer sea AUN mas independiente, que vea venir el peligro desde el noviazgo, que se MULTILIQUE LA CULTURA DE LA DENUNCIA, que las leyes QUE SI EXISTEN, sean realmente aplicadas, esas son nuestras prioridades AHORA y la lucha no es para mujeres que tuvimos la suerte de ser educadas sin prejuicios de sexo, sino para los millones que AUN no terminan de creerse que los hombres son sus iguales y que JAMAS deben permitir faltas de respeto. Es para esas que escribimos, que ponemos aunque sea un granito de arena...
te agradezco infinito que te hayas detenido no solo a leerlo sino a dejar un comentario tan extenso y enjundioso...
Invitmos a los hombres que estan definitivamente contra la VIOLENCIA DE GÈNERO a que se sumen, a que se les escuche su voz, a que sean mas particiativos. Nos hacen mucha falta para verdaderamente, en la medida de lo posible, acabar con este flagelo...

Mis saludos

(por cierto..dependencia en el poema? como que?

Jorge Roussel Perla dijo... @ 3 de febrero de 2013, 5:34

Dependencia o lo que quizás podría interpretarse como tal así: "buscando asirse al hombre que la entienda y le dé su lugar… ¡que ya es la hora!", por ejemplo. Claro que no tiene por qué coincidir con lo deseado aunque sea una interpretación factible la de que se busca una definición a partir del otro en el poema -igualmente cabe pensar que obviamente todo el mundo desea tener pareja-. Por otro lado pienso en el nombre de "violencia de género" el cual me parece inadecuado porque no creo que la violencia se fundamente en el machismo -al menos no en todos los casos, como no todos los asesinatos tienen un móvil pasional-, y por ejemplo ocurre así en la violencia contra hombres que aunque menor también hay psicológica, física o incluso asesinatos en nuestro país -y también es cierto que es un tema que, únicamente por internet eso sí, está empezando a emerger y parece muy serio-, ni siquiera creo que se fundamente en el llamado "hembrismo". Y desgraciadamente hay gente que es tan cafre que tiende a desnivelar un polo en detrimento del otro revirtiendo la situación (lo cual no creo que se haga en este blog, cuando hable de desigualdad será algo más sutil). Entiendo que las cifras son distintas pero, ¿se distingue entre desfalcos por razón de sexo o asesinatos políticos y de otra índole? Y sobre todo, ¿se olvida un robo cometido por una mujer sólo porque los hombres los cometen muchísimo más? No suele hacerse tal distinción porque el delito es el mismo. Se hace en este tema porque tenemos una concepción de la pareja, lo queramos o no, bastante anticuada, pero creo que le daríamos un valor muy justo a las cosas -y sin desmerecer en absoluto las atroces cifras de esta clase de torturas, porque lo son, que sufren infinidad de mujeres- si simplemente lo llamáramos violencia -o quizás violencia en la pareja para hablar de ello-. Lógicamente estamos en un momento en que este tema se puede solucionar con mucho esfuerzo, pero hay luz al final del túnel -y, es normal que se tienda a relativizarlo, aunque no creo que sea aconsejable-. Después de haber visto documentales en internet que tocan el mismo problema para ambos sexos me parece más bien que se trata de un problema que tiene que ver con el miedo del maltratador, posesivo y manipulador, a perder el control de la situación -irónicamente son personas muy impulsivas- que se compensa con una sensación de poder malsana a todos los niveles sobre la pareja -y a veces se extiende a familiares y amigos, un punto que puede arrojar luz sobre esto-. Claro que los hombres han sido históricamente los que detentaban el poder y ahora estamos (afortunadamente) abandonando esos ridículos esquemas y obviamente es más probable -y así sucede sin ninguna duda- que haya más casos de maltrato hacia las mujeres -a escala nacional y no digamos mundial, que estaríamos manejando cifras por millones-. En mi opinión el problema de politizarlo o entenderlo de forma distinta al maltrato a hombres estriba en que se tiende a olvidar que en ambos casos es maltrato -que suele suceder en el entorno familiar y no sólo en la pareja, de padres a hijos y viceversa, abuelos, o incluso entre gente que ni se conoce-, maltrato a secas, maltrato de una persona a otra. Las desigualdades son injustas pero no sé yo si podemos avanzar mucho en esto planteándonos el asunto desde una perspectiva desigual. Yo soy un hombre y creo que el peso de la desigualdad también afecta al típico macho que tiene que demostrar un montón de chorradas a sus compañeros de manada, efectivamente ese macho tiene poder, pero eso es injusto para ese pobre saco de testosterona que desconoce que es, por ejemplo, amar a alguien en las mismas condiciones -e ignorar eso me parece muy triste- o poder ser él mismo.

Jorge Roussel Perla dijo... @ 3 de febrero de 2013, 5:34

Por supuesto no digo esto para que se traten la desigualdad social de ambos sexos de la misma manera si hay situaciones de peligrosidad lo que quiero decir es que la desigualdad es injusta para todos -repito que lo que acabo de decir está varios niveles por debajo en importancia del maltrato-. Creo que deberíamos atender a los casos sin más consideraciones ni prejuicios porque es un tema terrible, sin hacerle demérito a ninguno de ellos, y nada más. Una mujer maltratada no merecería menos y un hombre maltratado tampoco -independientemente de cifras son personas-. Y, aunque no solemos acordarnos -y sé que esto que voy a decir sí que puede ser criticado-, los hombres maltratadores y las mujeres maltratadoras son gente que necesita ayuda porque tienen, volviendo a la poesía, una enfermedad en el alma y son también sus propias víctimas lo sepan o no -y eso también es la avasallante realidad-. Sencillamente no creo que se pueda arreglar un problema social de tal magnitud atendiendo sólo a una de las partes del mismo. Simplemente quiero que nos lo tomemos aún más en serio y que no atendamos al sexo sino a las personas, a fin de cuentas a las víctimas de esta clase de torturas psicológicas o físicas les va a doler y a destrozar igual. Por supuesto estoy absolutamente en contra de la violencia de género, pese a estar en contra igualmente de ese nombre para ella.
Un placer intercambiar opiniones contigo, espero que quede claro que no pretendo menospreciar ni un solo punto, sino valorarlos todos juntos -e incluso hacerlos, si cabe, aún más serios-. Como el blog se llama "Cien autor@es contra el maltrato", supongo que cuanto más abarque, mejor, y además aquí se da muy buena cuenta de muchos males que con el tiempo -y seguro que será así- serán vistos como extrañas -e injustas- conductas del pasado -como algunos vemos también otros fenómenos como por ejemplo el racismo-. Para no perder de vista lo que pretendo decir quizás debería dejar claro un punto con el que mucha gente no está de acuerdo pero del cual estoy plenamente convencido: quien hace mal a otros, también se hace mal a sí mismo, y por otro lado, que la oposición entre mujer y hombre me parece más bien un lastre que una ayuda (y esto en cualquier campo de la vida, no creo en roles ni patrones fijos). Cuando era adolescente era feminista, bastante feminista. Luego me dí cuenta de que si era feminista me costaría mucho ver la igualdad si acaso en algún momento de mi vida me la encontraba por ahí. xD Lo malo de las categorías es que la vida no las usa, aunque nosotros nos empeñemos.
Para acabar -que me he explayado en exceso, creo yo-, integradas mis opiniones, estoy de acuerdo con todo lo que dices y que sepas que el poema me gusta, que al final ni lo he comentado ni nada. A mí me encantaría que no fuera necesario pedir fuerza para nada ni para nadie, como hace el poema, pero ahora hay que pedir fuerza para millones de mujeres, ahora es el momento y espremos que acabe pronto y que de aquí a un tiempo nadie tenga que pedir fuerza para nada. ^_^

ADELFA MARTIN dijo... @ 3 de febrero de 2013, 6:12

¡¡gracias Jorge! (acabo de visitarte en tu blog, y veo que debo hacerlo con mas detenimiento para leerte...)

Respecto de lo del poema...ese verso en lo particular refeja el sentir de la mayorìa de las mujeres cuya meta -completamente natural por cierto- es lograr la pareja para toda la vida, basada en el amor, fidelidad y respeto, y a lo cual, `por lo general, la mujer respode por instinto dando con creces cuanto recibe...el asirse no debe interpretrse como dependencia...
De verdad te agradezco lo que dices y por supuesto que te reitero nuevamente que estoy contra toda clase de violencia (visitame por favor en mi blog
http://cuentosayotrosfantasmas.blogspot.com), y tambien contra las mujeres que la ejercen, particularmente cuando los hijos se convierten en sus vìctmas, producto generalmente de la frustraciòn de una vida persoal pobre.
Luchar en lo inmediato contra la violencia particularmente hacia la mujer, lo considero una obligaciòn, cuando en Mèxico por ejemplo se cuentan por MILES cada año. Es ahora para mi que hay que decir BASTA y concientizar a las mujeres que deben DENUNCIAR saber poner un alto al maltratador. Porque los asesinatos son la punta del iceberg, pero antes de llegar a eso se ha vivido un calvario.Las consideraciones que tu haces, te repito, muy validas, son para otro tipo de sociedad, LA NUESTRA es controlar la emergencia, el incendio en toda su magnitud, pues la pequeaña llama
no se supo apagar a tiempo...Y si que hay que pedir ayuda y solidaridad masculinas ¡CLARO QUE SI! Son muchos los hombres que se han incorporado a esta causa de la NO VIOLENCIA CONTRA MUJERES Y NIÑOS, pero encesitamos mas, especialmente de los que tiene VOZ a traves de los medios...

Ha sido un placer tu presencia...

Mis saludos cordiales...

Publicar un comentario