Pero A Ellos… ¡A Ellos Ni Te Acerques…! (Un poema de Noe Domínguez)




No utilices el terror de su mirada
para acallar con él la desesperación
si alguna vez claman a gritos
esas garras que una madre
guarda dentro de su vientre.

Ellos son carne de mi carne
aunque sólo sean para ti
sangre de tu lujuria
y fruto de tu desenfreno.

¡Déjalos,
a ellos, ni te acerques!

Hunde en mí tus aguijones,
que a fuerza de tanto veneno
clavado a fuego en mi inocencia,
se han vuelto inmunes a tu furia
las lágrimas de mi desaliento.

¡Pero a ellos…
a ellos, ni te acerques!

Pues no hay ponzoña que marchite
el amor que siento dentro
al calor de sus sonrisas.
Posted on 13:12 by Julio Obeso González and filed under | 4 Comments »

4 comentarios:

Maritza dijo... @ 11 de octubre de 2012, 6:18

Cada verso desgarra por su dramatismo verídico, se palpa, se siente,se vive...

Es muy impactante. No sé decir más.
Sólo que sigo soñando con un mundo en paz.

ABRAZOS A TODOS.

Alma Mateos Taborda dijo... @ 18 de octubre de 2012, 16:41

Un gran poema que estremece. Muy bueno! Un abrazo.

ADELFA MARTIN dijo... @ 20 de octubre de 2012, 18:25

¡a ellos ni te acerques!

Cuantas veces vemos que desgraciadamente, y en la màs profunda pèrdia de la autoestima, algunas madres -por suerte las menos- son solapadoras de los desmanes del hombre que vive bajo su propio techo, haciendose sordas y ciegas a lo que bien saben sucede...desgarradores versos

felicitaciones

pepe.rg dijo... @ 23 de octubre de 2012, 4:11

una pregunta, yo estoy siendo acosado por una mujer, tiene un blog y entra al tuyo, no deja de mandarme mensajes oscenos, la rechace porque yo soy un hombre casado y fiel, ella no lo entiende o no quiere entenderlo ¿que puedo hacer?

Publicar un comentario