MALDITAS ZAPATILLAS

En Mayo de 2007, tras cumplir 16 de los 65 años de condena por violaciones y agresiones sexuales, salio de la cárcel el “segundo violador del Eixample”. Alejandro Martínez Singul obtuvo la reducción y la libertad a pesar de no haber superado con éxito el programa especial de rehabilitación para delincuentes sexuales. Al oír esta noticia, me pongo en la piel de las 14 mujeres a las que agredió sexualmente.




MALDITAS ZAPATILLAS

Hoy saldrá de la cárcel.
Discretamente.
Sin oír mis gritos de impotencia.
Ni los “No, no, no” de aquella noche.
Saldrá despacio. Con las mismas zapatillas
que embarraron mis sueños.
Llevará todavía mi piel
en los pliegues de sus uñas.
Como llevo su aliento
incrustado en la rabia.
Caminará
y debajo de cada paso
habrá una mujer aplastada.
Paseará
con las manos en los bolsillos
ahogando respiraciones en sus puños.
Mirará al cielo,
escuchará los pájaros,
y pisará el césped
con las mismas zapatillas que llevaba aquella noche.

Jesús Ge
Posted on 3:28 by Jesús Ge and filed under , | 3 Comments »

3 comentarios:

Viktor Gómez dijo... @ 7 de diciembre de 2009, 11:43

Dicen los médicos y los psicólogos, que por una vez coinciden,sobre los violadores que es una patología irresoluble, intratable. Un violador lo es de por vida, como el que es alcohólico. Así visto, la única manera de ayudarles es alejarles de la más mínima posibilidad de que vuelva a sentir el irrefrenable impulso de violar.

Tu poema me desgarró.

Un abrazo, Jesús.

Víktor

Dama Silente dijo... @ 9 de diciembre de 2009, 9:20

Tomo las palabras de Viktor... Este poema me desgarró. Se me eriza la piel al pensar en lo que aquellas mujeres deben estar sintiendo. Me penetra en los huesos, en los temores, en la rabia y el dolor, se me clava en los recuerdos. Una violacion es una experiencia que no se olvida NUNCA.

Julio Obeso González dijo... @ 30 de diciembre de 2009, 1:01

¿Qué decir, Jesús? Tu poema expresa con claridad parte de lo que sin duda, les está pasando ahora por la cabeza a las víctimas de ese violador.
Contestando un poco a Viktor, también, os paso este artículo de Vicente Garrido, autor del único programa de "Contención de la violencia sexual" que se imparte en dos cárceles de Cataluña.
Cómo «curar» a un agresor sexual

"Imagínese a un grupo de 10 hombres, todos ellos con varios delitos sexuales a sus espaldas, enfrentándose a través de un vídeo a las víctimas de una agresión sexual. Ellas miran de frente a la cámara y explican, con pelos y señales, cuánto han sufrido, lo mucho que han padecido. Ellos, después de oírlas, han de analizar en voz alta cómo creen que sus acciones han afectado a sus propias víctimas.

Imagínese lo que debe de leerse en el diario de un violador, lo que dicen las páginas en las que describe con todo lujo de detalles sus delitos.

Imagínese un listado con las frases típicas que un agresor sexual emplea para justificar sus actos: «Se lo merecía». «En el fondo le gustó». Y, después, un análisis pormenorizado que demuestre que tales sentencias son falsas.

En eso andan los cerca de 40 delincuentes sexuales que, en estos momentos, siguen un tratamiento de rehabilitación en alguna de las dos únicas cárceles donde se imparte esta terapia: la de Cuatro Caminos y la Brians, ambas en Cataluña.

«El programa aún está en fase de experimentación», afirma el creador de este tratamiento, Vicente Garrido. «Ninguno de los presos que hemos tratado ha salido aún de la cárcel, pero esperamos resultados muy prometedores».

«Trabajamos con una dinámica de grupo. Y sería muy importante que los técnicos de Instituciones Penitenciarias arbitraran medidas para que entraran más delincuentes sexuales en estos programas de rehabilitación, que motivaran psicológicamente a estos agresores a rehabilitarse. Eso es algo que ahora no se hace», añade."
Besos a los dos y otro fuerte para "Dama"
Julio

Publicar un comentario