Un poema también puede

Brazos de sol

Sólo puedo ya cantarte
Gasto otro siempre de verdad

De la mano mi niña
de la misma mano
de tu mano

Las manos
nuestras manos
todas las manos

Las manos que te aprietan
un poquito cuando te abrazo

Me haces más tierno
y más dulce
cuanto más yo más tú
cuanto más tú
más nosotros
mas todos

Respiro cuidando al corazón
al sol de todos los amaneceres ciertos

Todos los niños del mundo
ahora sonríen
los veo sonriendo
Trabajo, vida

Todas las madres son queridas
respetadas
Laburo, vida

Todos los hombres
se olvidaron de la violencia
Do you must work, life

No voy a llorar por fuera
seguiré llorando
por dentro
para que así sea
Treball, vida

Lloraré en paz
cuando todos seamos uno
Descanso, vida

Pero se escaparon las lágrimas
los niños
las mamás
y los papás

Sigo aquí, seguiré aquí
Seguimos aquí
seguiremos aquí

Le doy un beso de buenas noches
a mi futura hija
a todos los hijos

Me voy a dormir con todo ese amor
Posted on 13:26 by trovador errante and filed under | 2 Comments »

2 comentarios:

Cesc Fortuny i Fabré dijo... @ 15 de abril de 2009, 22:35

Un deseo políglota. Un exorcismo a la atrocidad.
Mis respetos y mis saludos.

Julio Obeso González dijo... @ 16 de abril de 2009, 1:33

Este poema es un mensaje necesario,un contrapeso en la balanza del horror. El amor no es un sentimiento ambiguo, se materializa y detalla en las imágenes del día a día, en cada noche. En cualquier idiomna: Debemos seguir trabajando para que "todos los niños sean queridos, todas las madres queridas y respetadas y ctodos los hombres olviden la violencia"
Un poema fundamental.
Grascias.
Julio

Publicar un comentario